El trabajo en equipo

Cada 4 años el mundo pone su atención en un evento deportivo; La copa del mundo. Estamos por iniciar la copa del mundo en Sudáfrica y vamos a disfrutar de grandes juegos de soccer. Vamos a ver en acción a grandes jugadores en hermosos estadios llenos de espectadores en una fiesta deportiva que atrae la atención de todos.

Pero en el fondo lo que vamos a ver es el trabajo en equipo. El resultado de esta justa deportiva dependerá del trabajo en equipo que cada selección alcance a desarrollar. La clave para ganar una copa del mundo no es un gran jugador con una gran técnica individual, porque a ese jugador hasta con una patada bien dada lo pueden sacar del mundial con una lesión. La clave para ganar una copa del mundo es simplemente el trabajo en equipo. El director técnico que lleve a su selección al mejor trabajo en equipo ganara la copa del mundo.

Es impresionante ver el juego de la final y una vez lograda la hazaña ver las emociones de los jugadores y de los entrenadores fundidos en abrazos, alegría, llanto, emociones desbordadas celebrando el triunfo, celebrando el trabajo en equipo.

El buen resultado y el éxito siempre  lo dará el trabajo en equipo .

Cuando México aprenda a trabajar en equipo, entonces ganaremos la copa del mundo.  Cuando México aprenda a trabajar en equipo tendremos un gran gobierno y una gran nación. Cuando los mexicanos aprendamos a trabajar en equipo tendremos familias solidas y de éxito.

El verdadero problema está en la naturaleza humana que es egoísta, independiente, autosuficiente. Con ese paradigma o esquema de que cada cabeza es un mundo o cada quien es libre de hacer lo que bien le parece nos estamos desbaratando y nunca vamos a alcanzar el éxito sino iremos de fracaso en fracaso.

Dice el refrán popular “la unión hace la fuerza” y es muy cierto. La unidad entre 2 o más lleva al éxito cualquier proyecto. Empezando con el matrimonio, los hijos, cualquier proyecto empresarial, cualquier negocio por sencillo que parezca, cualquier actividad social o deportiva y por supuesto la obra de Dios. La unidad no solo fortalece, sino anima, motiva, eleva la competitividad y el resultado siempre será el éxito.

La Palabra de Dios nos ensena acerca de la unidad en forma muy clara y precisa. Ecles. 4:9  mejores son dos que uno porque tienen  mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantara a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. También si dos durmieren juntos, se calentaran mutuamente; más ¿Cómo se calentara uno solo? Y si alguien viene contra uno, dos le resistirán; y cordón de 3 dobleces no se rompe fácilmente.

¿Podrán caminar 2 juntos sin estar de acuerdo?  Nos pregunta la palabra de Dios. La falta de unidad nos divide, nos paraliza, nos desanima, nos arruina.

El matrimonio que no puede ponerse de acuerdo está destinado al fracaso. Esta es la razón de tanta desintegración familiar.

El matrimonio fue diseñado para ser un equipo; el hombre tiene un roll o una función muy definida y la mujer también. No estamos completos en lo individual, nos necesitamos el uno al otro. La mujer fue pensada por Dios como la ayuda idónea. Dios pensó siempre en la ayuda mutua y el trabajo en equipo.  Nuestros hijos aprenderán a trabajar en equipo cuando vean el ejemplo en papá y mamá.

Finalmente te quiero comentar que Dios diseño su obra para ser un trabajo en equipo. Mateo 12:25 Jesús dijo: Todo reino dividido contra sí mismo es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá.

Juan 17:21-23 Para que todos sean uno; como tu Oh Padre en mi, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste…. Yo en ellos y Tu en mi, para que sean perfectos en unidad.

A Dios no le interesa quien gane la copa del mundo porque su interés está en lo eterno. (El sabe que va a ganar la selección  que mejor desarrolle su trabajo en equipo)  A Dios le interesa la salvación de las almas. A Dios le interesas tu, tu matrimonio, tus hijos, tu hogar. A Dios le interesa su obra, su iglesia; aquello por lo que entrego su vida.

Despojémonos de nuestra vieja forma de pensar, engañosa y que divide nuestras ideas, pensamientos y acciones y aprendamos a trabajar en equipo, porque esa es la voluntad de Dios para nuestras vidas.

Hagamos en nuestro matrimonio y en nuestro hogar el trabajo en equipo; sembremos en nuestros hijos la bendición de aprender a trabajar en equipo.

Cambiemos a México desde adentro, primero cambiando nosotros y aprendiendo a trabajar en equipo.



ETIQUETAS: