La importancia del noviazgo

El noviazgo es una relación entre 2 personas de sexo diferente que se establece como respuesta a inquietudes naturales y a necesidades emocionales de los jóvenes.

El noviazgo constituye toda una responsabilidad puesto que es una relación interpersonal que puede ser mal llevada y afectar la integridad moral y emocional de la pareja y dejar grabado para siempre el destino de un joven o una jovencita.  Muchos de los trastornos emocionales sobre todo de mujeres, están relacionados con noviazgos fallidos, relaciones sexuales precoces, embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual, etc.  

Aunque el noviazgo tiene más riesgos que beneficios los padres tenemos que asumir la responsabilidad que nos corresponde y estar muy atentos a las relaciones de noviazgos que entablen nuestros hijos.  La responsabilidad del noviazgo recae sobre los padres.

 

Beneficios del noviazgo:

Afirma la identidad sexual del joven.

Un noviazgo bien llevado en tiempo y forma llevara al joven a madurar en todas las áreas y a afirmar su identidad sexual.    

En estos tiempos en que estamos bajo una tormenta de sensualidad, homosexualidad, desviaciones sexuales y todo tipo de influencias perniciosas sobre los jóvenes, es muy importante afirmar la identidad de nuestros jóvenes como hombres y mujeres.

La identidad sexual de un individuo no tiene que ver con detonar tempranamente la actividad sexual de un joven, sino de desarrollar una afirmación de su identidad sexual como hombre o como mujer. La atracción al sexo opuesto es totalmente natural y es una bendición, pero la atracción hacia el mismo sexo es una aberración y una maldición.

La identidad sexual del individuo se va construyendo o edificando desde los primeros años de vida por eso es tan importante la orientación de los padres sobre los hijos desde pequeños. Papá y mamá deben ser los mejores orientadores de la sexualidad de los hijos. Papá debe asumir estrechamente la orientación sexual de sus hijos varones y mamá la de las hijas. Aquí es donde empiezan las fallas formativas por la desintegración familiar que existe hoy en día o la ausencia de figura paterna o bien el apego desmedido a la figura materna.  

Al llegar la pubertad, el niño y la niña deben contar con toda la orientación natural de su sexualidad por parte de sus padres. La escuela es solo un complemento formativo pero  la verdadera orientación sexual debe ser impartida  en casa.

Al llegar la adolescencia los padres tienen que estar muy atentos de las influencias que afectan el desarrollo de la sexualidad de sus hijos (malas compañías, mala información, morbo, pornografía, desprecio al sexo opuesto, etc.) y no descuidarlos en sus áreas afectivas y emocionales.  En el caso de las niñas, si papá no cubre la necesidad de afecto y amor de las hijas, lo buscaran en otro lugar que no será el apropiado.

Los padres sabremos el momento en que nuestros hijos ya tengan la capacidad de entablar una relación de noviazgo con responsabilidad y conocimiento de causa y esto sucederá alrededor de los 18 años de edad.

Si a un joven inmaduro se le detona su actividad sexual precozmente se convertirá en un problema de consecuencias diversas (rebeldía, autosuficiencia, desapego familiar, etc.) y esto afectara su desarrollo integral como individuo.  De esto se derivaran otras malas decisiones como abandono de sus estudios, consumo de alcohol y de drogas, adicción a pornografía, desviaciones sexuales, etc.

Un joven o una jovencita cuando han forjado un verdadero carácter cristiano se reflejara en el cuidado de su sexualidad. El no involucrarse en actividades sexuales durante el noviazgo permitirá al joven tener la libertad de decidir el término de un noviazgo con dignidad y respeto y poder más adelante reiniciar otra relación de noviazgo con una persona diferente, sin haber dejado un lastre moral en el camino.   

Las relaciones sexuales deben ser llevadas a cabo en un marco de aprecio, dignidad y respeto que solo lo brinda el matrimonio, de otra manera solo será una experiencia fallida por más placentera que parezca y tendrá infinidad de consecuencias emocionales y familiares sobre todo para las jovencitas. 

Es falso que tener relaciones sexuales antes del matrimonio es necesario para conocer a la pareja y madurar la relación, sino todo lo contrario. El joven sexualmente inmaduro tendrá un menosprecio hacia su novia una vez que logre su gratificación sexual. Por eso es conveniente una orientación cercana y madura de los padres con los hijos respecto a la actividad sexual, para que esta sea reservada para el marco matrimonial.  No hay nada más gratificante para una pareja, que construir una vida sexual matrimonial placentera, natural y digna, al margen de todas las corrientes actuales de perversión y degradación moral. De esta relación madura, placentera y natural vendrán los hijos como producto de una relación de verdadero amor y dignidad.   

 

Otro beneficio del noviazgo es que permite conocer estrechamente a la pareja. 

El peor error de una persona es casarse con un desconocido. La biblia advierte: ¿podrán 2 caminar juntos sin estar de acuerdo? 

Es muy importante para jóvenes que están concluyendo su formación profesional tener un proyecto de vida familiar. El matrimonio debe ser la finalidad de un noviazgo formal y maduro.  Los problemas de carácter y de personalidad en la pareja tienen que ser detectados a tiempo y esto se debe realizar durante el noviazgo para ser resueltos.  Estos problemas de carácter y personalidad se acentuaran durante el matrimonio y llevaran la relación de pareja al fracaso.

 

Es importante la compatibilidad de caracteres en la pareja, un noviazgo tormentoso siempre llevara a un matrimonio fracasado. Es mejor terminar ese noviazgo y esperar otra oportunidad de conocer a alguien más que sea compatible.  Compatibilidad no significa uniformidad o igualdad, los seres humanos no somos productos comerciales. Compatibilidad significa el ser el uno para el otro para vivir de común acuerdo, en amor, tolerancia, comprensión y respeto.

El aspecto cultural también es importante. Temas como la comunicación son muy importantes en los noviazgos formales. Una cultura desigual no permitirá crear puentes de comunicación y entendimiento apropiados para entablar una relación solida, ni de noviazgo ni de matrimonio.

La cultura familiar de donde provenga cada uno es muy importante. Las relaciones político familiares son inevitables.  El noviazgo permite conocer la cultura familiar de la pareja y así poder medir los alcances que tendrá esta relación. 

La palabra de Dios también advierte: …No te unas en yugo desigual con un incrédulo

La palabra de Dios afirma: Dice el necio en su corazón, no existe Dios.  El ateísmo es una necedad del hombre. Una persona incrédula es un necio e ignorante respecto a la realidad de Dios y esa necedad siempre dominara el ambiente de pareja.  Debe ser terrible vivir bajo un mismo techo con un necio para toda la vida.  Tratar de cambiar a un necio es muy penoso y te darás cuenta que es imposible lograrlo.

Vivir sin Dios es vivir sin esperanza dice el apóstol Pablo y vivir esta vida sin esperanza debe ser terrible.  En cualquier momento la prueba o la adversidad aparecerán delante de nosotros y no sabremos cómo enfrentarla con nuestras propias fuerzas o recursos si no tenemos la esperanza de que nuestro Dios esté con nosotros y a nuestro favor.

Aquella jovencita o aquel joven atractivo pero incrédulo que te cautivo se convertirá en tu peor pesadilla por mucho tiempo, hasta que tu fe en Dios sea recuperada, pero lamentablemente tu pérdida será irreparable.

 

Conclusión

El tema del noviazgo es muy importante, extenso y tiene infinidad de aristas, pero lo más importante es abordarlo con responsabilidad porque de la experiencia del noviazgo se derivara el proyecto más importante de nuestros hijos: sus matrimonios y sus hijos.  Hay una gran diferencia entre tener la bendición familiar de Dios y no tenerla.  Yo espero que tú desees esa bendición para tus hijos y tu descendencia.



ETIQUETAS: